Archivo para categoría: Embarazos de alto riesgo

Embarazo después de un parto prematuro o de un recién nacido de bajo peso

Publicado: 8:45 am  •  en: Embarazos de alto riesgo, Post-parto mamá y bebé  •  Sin comentarios

Las mujeres con antecedentes de parto pretérmino, nacido antes de las 37 semanas, o que hayan dado a luz a un recién nacido bajo los 2.500 gr., deben ser evaluadas para tratar causas específicas, como son la incompetencia cervical, el uso de tabaco, el bajo peso materno y/o la presencia de enfermedades crónicas.

También se recomienda postergar un nuevo embarazo a un periodo de 18 a 24 meses después del término del primero, dado que los periodos cortos entre embarazos se relacionan con bajo peso del recién nacido y parto pretérmino.

A las mujeres con parto prematuro se les debe informar que el uso de progesterona podría tener un efecto beneficioso en la reducción del parto pretérmino si se usa durante el embarazo.

Vitaminas, minerales, medicamentos y multivitamínicos antes y durante el embarazo


Publicado: 8:29 am  •  en: Antes del embarazo, Embarazos de alto riesgo, Prenatal  •  Sin comentarios

Si la futura madre toma medicamentos de manera habitual, debe consultar con su médico para evaluar la pertinencia de continuar su uso y, de ser necesario, considerar otras opciones.

Las mujeres en edad reproductiva deben ser aconsejadas en el consumo de una dieta balanceada que incluya frutas y verduras, fierro y alimentos ricos en calcio y proteínas.

Existen recomendaciones especiales con respecto a algunas vitaminas por lo que su uso libre debe ser consultado antes de continuar con su ingesta.

Con la edad, los óvulos pierden su capacidad de reparar el daño en el ADN

Publicado: 11:00 am  •  en: Antes del embarazo, Embarazos de alto riesgo  •  Sin comentarios

Así lo establece un trabajo que se publica en Science of Translational Medicine, realizado en mujeres que se habíansometido a un tratamiento de fertilidad, muestra que los óvulos en los ovarios pierden su habilidad para reparar los daños en el ADN.

Los hallazgos, dicen los investigadores de la Yeshiva University en Nueva York (EE.UU.) podrían ayudar a explicar por qué las mujeres pierden rápidamente sus óvulos y su capacidad reproductiva con la edad.

El equipo de Kutluk Oktay descubrió que suprimir aquellos genes implicados en la reparación del ADN en ratones disminuía el número de óvulos en los ovarios. En concreto, los investigadores vieron que las proteínas responsables de reparar el daño al ADN en células del óvulo son menos eficientes con la edad. Y, debido a que el daño al ADN no puede ser reparado, las células de los óvulos podrían elegir la muerte a través de un mecanismo de suicidio celular.

Además, esta información muestra que los óvulos incapaces de reparar las lesiones en el ADN son menos propensos a ser fertilizados, lo que podría explicar por qué la fertilidad se reduce con la edad. Y aunque algunos óvulos con su ADN dañado podrían producir embarazos, los fetos en desarrollo podrían ser más susceptibles a anomalías cromosomáticas.

Los expertos especulan que los mismos genes y moléculas que juegan un papel en reparar daño a ADN podrían también tenerlo en asegurar la estabilidad de los cromosomas.

Genes clave
Uno de estos genes es BRCA1, ampliamente conocido como el gen de cáncer de mama. Algunos estudios previos habían descubierto que las mujeres con mutaciones en BRCA1 tienen menor capacidad de producir menos óvulos ante un tratamiento farmacológico de fertilidad en comparación con mujeres que no tienen la mutación. Lo que ha visto el equipo de Oktay es valorar evaluaron la fertilidad en un grupo de 80 mujeres que había sido sometidas a pruebas sobre mutaciones al BRCA1.

Así, valoraron los niveles de una hormona llamada hormona anti-Mulleriana en las muestras de sangre, y pudieron calcular cuántos óvulos tiene una mujer en sus ovarios. Así, descubrieron que las mujeres con mutaciones en el BRCA1 tienen una reserva más baja en sus ovarios que las mujeres sin la mutación.

Los resultados sugieren que el gen BRCA1 y otros genes reparadores de ADN podrían contribuir a una reducción en la fertilidad de las mujeres que están envejeciendo.

Fuente ABC.es