Depresión postparto

Publicado: 11:35 pm  •  en: Post-parto mamá y bebé  •  Sin comentarios

Ninguna madre esperaría, tras la llegada de un hijo, sentirse triste y angustiada, al punto de ni siquiera querer atenderlo. Sin embargo, esto le ocurre a un grupo importante de ellas.

La depresión post parto es una alteración en el estado de ánimo que se produce después del momento del parto. La depresión post parto (de alguna intensidad) afecta hasta al 34% de las mujeres y habitualmente ocurre en las primeras semanas o meses después del parto y puede persistir durante un año o más. Cabe mencionar que la angustia post-nacimiento es tan normal que el 90 por ciento de las madres se siente desanimada durante los primeros 15 días. En Estados Unidos le llaman blues (tristezas), y es un período de susceptibilidad, llanto e inseguridad respecto a sí podrán hacerse cargo del niño. Si esto se prolonga, ya se transforma en un cuadro depresivo.

En la depresión post parto, la depresión no es necesariamente uno de los síntomas principales, aunque generalmente es evidente. Entre otros síntomas se menciona el agotamiento, la irritabilidad, la predisposición al llanto, bajos niveles de energía y motivación, sentimientos de impotencia y desesperanza, pérdida del apetito y de el deseo sexual, y trastornos del sueño.

Desde la perspectiva biológica, los investigadores científicos han elaborado varios estudios, pero hasta el momento ninguno es concluyente ni esclarecedor. Es posible que el descenso que se produce tras el alumbramiento (expulsión de la placenta) del nivel de hormonas relacionadas con el embarazo (progesterona y estrógenos, entre otras) sea uno de los factores influyentes. Los expertos también han valorado la base genética e, incluso, la existencia de una deficiencia en el sistema nervioso central que afecte a los neurotransmisores.

Con un diagnóstico y tratamiento temprano, el pronóstico de la depresión post parto es bueno. Más de dos tercios de las mujeres se recuperan en un año.

Una vez establecido el diagnóstico es importante que la mujer reciba apoyo psicológico y ayuda práctica con el bebé y las tareas de la casa. Es muy importante que la mujer sepa que este trastorno es bastante común, transitorio, y que varias mujeres atraviesan por la misma situación.

Actualmente se dispone de tratamientos con fármacos bastante avanzados que se pueden usar, incluso, sin interrumpir la lactancia y con muy buenos resultados.

Para tratar la enfermedad, la mujer debe comenzar buscando ayuda y no silenciar el problema, uno de los obstáculos más habituales. En general, la mujer está preparada, biológicamente, para desempeñar el papel de madre. El hecho de comentar el problema hace que una mujer se sienta inferior e incapaz frente a otras personas que han afrontado el nacimiento de sus hijos sin mayores complicaciones.

La depresión post-parto puede afectar a cualquiera y aún no se sabe con certeza qué la origina. Se han establecido algunos factores de riesgo que potencialmente podrían hacer a una mujer más susceptible a la depresión post parto, como son:

  • Antecedentes de depresión y ansiedad, incluidos los familiares, especialmente si existen tres generaciones con historial psiquiátrico.
  • Personalidades inmaduras que no se adapten a la sobrecarga física y psíquica que conlleva el embarazo y el nacimiento de un niño.
  • Una relación inestable con el padre del bebé podría crear personalidades con dificultades emocionales que favorecería la aparición del cuadro.
  • El consumo de drogas y alcohol.
  • Tener un embarazo no planificado.
  • Tener uno o más abortos.
  • Haber perdido a un hijo.

¿Como puedo saber si tengo depresión post parto?

Muchas madres pueden experimentar alguno de estos sentimientos. A continuación encontrará un cuestionario. Si responde en forma afirmativa a más de tres de estas preguntas, puede estar enfrentando una depresión postparto.

  • ¿Tiene problemas para dormir?
  • ¿Se siente exhausta la mayor parte del día?
  • ¿Ha notado disminución en el apetito?
  • ¿Le molestan cosas pequeñas a las cuales anteriormente no le daba importancia?
  • ¿Le preocupa el no volver a tener tiempo para sí misma?
  • ¿Piensa que su hijo/a estaría mejor sin usted?
  • ¿Piensa que su marido se cansará de que usted se sienta así?
  • ¿Regaña a sus hijos y esposo todo el tiempo?
  • ¿Piensa que cualquier persona sería mejor madre que usted?
  • ¿Llora por cualquier motivo?
  • ¿Ya no disfruta con las cosas que disfrutaba anteriormente?
  • ¿Se ha alejado de sus amigos y familiares?
  • ¿Siente temor al salir de la casa o estar sola?
  • ¿Siente ansiedad y desesperación?
  • ¿Siente rabia por cualquier motivo?
  • ¿Tiene dificultad para concentrarse?
  • ¿Siente que algo anda mal en su matrimonio?
  • ¿Piensa que siempre se sentirá de esta manera y nunca mejorará?

¿Qué cosas puedo hacer para sentirme mejor?

A continuación encontrará una lista de cosas que la ayudarán, junto a los medicamentos que le indique su médico, a superar la depresión post parto. Tal vez no se sienta animada a realizar algunas de las actividades aquí mencionadas, pero lo más importante es seguir el tratamiento que le indicó su medico y mantenga a sus familiares cercanos informados de sus sentimientos.

  • Descanse mientras su bebé duerme
  • Hágale saber a su marido como se siente
  • Coma bien
  • Mantenga sus necesidades como una prioridad
  • Evite los horarios o calendarios rígidos
  • Tome un paseo
  • Evite la cafeína y el alcohol
  • Priorice sus actividades, solo realice lo necesario
  • Pida ayuda cuando lo necesite
  • Recuerde que todos los cambios requieren tiempo

Escribe un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *